Auto ajustes para un Savasana maravilloso

savasana guiada español yoga nidra

¿Hay algo mejor que un Savasana largo y relajante después de una práctica dinámica en la que has movido tooodo tu prana?

Savasana es probablemente la asana más fácil de realizar pero la más difícil de dominar. Al menos en mi caso lo fue durante tiempo! Amaba el Savasana time cuando iba a clase. Pero en cambio, a la hora de llevar mi auto-práctica en casa, pasarme 10 min. sin hacer nada me parecía la más ardua de las tareas! Quizá es que estamos tan acostumbrados a ir corriendo y con prisas de un lado para otro que el simple hecho de mantenernos quietos parece una auténtica pérdida de tiempo. Eso, y el hecho de no caer rendido y convertirlo en una siestecita, si no mantenerte consciente es también bastante desafiante.

Sin embargo, Savasana es una parte fundamental de la práctica de yoga. A veces se utiliza en mitad de una clase para descansar entre vinyasas y por lo general, siempre se lleva a cabo al final de la sesión.

Savasana nos permitirá integrar los beneficios de la práctica de yoga que hayamos hecho y relajar completamente los músculos y la mente, preparándonos para la meditación (comprobarás que esta te será mucho más fácil después de un ratito de práctica de asanas y luego Savasana), ayuda a combatir la depresión y el insomnio.

Aquí te dejo unos auto-ajustes y truquillos para hacer en tu Savasana en casa que te encantarán:

  • Estira todo el cuerpo poniéndolo en tensión. Cuenta hasta 3 y después, relaja totalmente.
  • Utiliza una almohadilla para cubrirte los ojos. Si aplicas un par de gotas de aceite esencial de lavanda, la relajación será aún más fácil.
  • Lleva los hombros ligeramente el uno cerca del otro.
  • Lleva tus manos hacia los hombros con los dedos apuntando hacia estos. Y, levantando un poquito la cabeza del suelo, arrastra las manos desde ahí, pasándolas por el cuello, la base de la cabeza y la parte posterior de la cabeza. Cuando la barbilla esté ligeramente apuntando hacia el pecho, suavemente, vuelve a dejar la cabeza en la esterilla.
  • Utiliza un bolster o un bloque y colócalo debajo de tus rodillas.
  • Utiliza un bolster y colócalo en vertical a lo largo de toda tu columna. Desde el sacro hasta la cabeza.
  • Tápate con una manta. Los músculos no podrán relajarse del todo si tienes frío.
  • Ponte música relajante sin letra que induzca a la relajación y a la tranquilidad.
  • No controles tu respiración.

Aquí abajo te dejo un Savasana guiado para hacer después de tu práctica de yoga, para que así te de menos “palo” ;P. También puedes hacerlo en cualquier momento en el que necesites relajarte o te cueste dormir.

Haz este vídeo de Savasana guiado para relajarte completamente
Haz este vídeo de Savasana guiado para relajarte completamente

Gracias a toda/os los que estáis leyendo este post. Si te ha gustado, compártelo con quien creas que pueda necesitarlo.

Con amor, 

Marina 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *